KITS DE CERVEZAS


Pumpkin Ale

$940

Compartir:

La cerveza de calabaza no siempre tuvo la popularidad de que goza hoy en día. Empezando como una extraña cerveza elaborada sólo por unos pocos cerveceros artesanales hasta llegar a ser la principal cerveza de estación (Seasons Beer), elaborada actualmente por casi todas las cervecerías artesanales de Estados Unidos. Hoy en día representa en ese país el 25% de las ventas en otoño igualando a las IPAs.

La calabaza, originaria de América Central, se extendió por toda América, de norte a sur y durante siglos fue cultivada por los pueblos originarios antes del  arribo de los europeos. En Norteamérica los colonos ingleses descubrieran que el azúcar de calabazas funcionaría muy bien para la fermentación de la cerveza, complementando y hasta reemplazando totalmente la cebada que en esos años era de muy mala calidad y muy costosa.

En el siglo XIIX con el aumento y mejora de la producción de cebada malteada decayó la popularidad de las cervezas de calabaza y se mantuvieron ausente por mucho tiempo. El resurgimiento actual se inició en 1986, cuando Bill Owens, titular del brewpub Buffalo Bill en Hayward, decidió revivir el estilo inspirado en una de las recetas escritas por George Washington. Para eso uso una calabaza cultivada en su propio jardín. Especias de otoño como el clavo de olor,  la nuez moscada, la pimienta , el jengibre y la canela,  se han convertido en aditivos comunes de estas cervezas en una búsqueda del sabor que más recuerda al otoño en Estados Unidos, el  del pastel de calabaza. Después de  30 años, la cerveza de calabaza ha logrado tener una gama muy extensa de versiones que genera seguidores incondicionales que esperan con ansiedad la llegada del otoño.

En este estilo se debe buscar una combinación armoniosa entre los ingredientes especiales y la receta base, la idea es que estos se encuentre en sabor y aroma sin que ninguno este totalmente definido. Además de la calabaza el uso de especias es un requisito fundamental, como pimienta, nuez moscada, canela, clavo de olor o jengibre. El uso de adjuntos fermentables como melaza, azúcar invertido, azúcar moreno, miel, jarabe de arce, entre otros, no es obligatorio pero con ellos se logran aportes únicos. En pocas palabras, la cerveza se debe ver como una cerveza especiada, pero sin que, en ella, se puedan definir, con exactitud, las especias utilizada en la receta.

Los aromas armoniosos deben recordar al clásico pastel de calabaza, encontrándose un equilibrio entre la malta, la calabaza y las especias. La presencia del lúpulo en aroma debe ser baja o nula, como así también la del alcohol.

Los sabores al igual que el aroma son complejos, siendo  comunes sabores ricos, maltosos  y/o dulces que pueden incluir caramelo, tostado, galletas, o sabor a nuez o a corteza de pan tostado. El sabor de la calabaza es difícil de alcanzar y se encuentra asociado a los demás ingredientes, por otro lado este estilo debe carecer los sabores aportados por las maltas tostadas.  El amargor y sabor del lúpulo debe ser muy bajo de manera de no interferir con los demás ingredientes.

El color va desde el ámbar hasta el cobrizo-marrón pudiéndose observar toques inusuales de color naranja. Debe ser cristalina aunque puede aceptarse algo de turbidez y su espuma es blanquecina. De cuerpo media a plano con cierta “masticabilidad” en boca debido a la mezcla de malta y calabaza. La carbonatación varia de baja a alta.

 

INGREDIENTES:

MALTAS: Pilsen 4 Kg, Munich 1 kg, 200 g Cara-15, 200 g Cara-120, 200 g Vienna

LÚPULOS: Cascade 20 g (amargor)

LEVADURA: Ale

ADJUNTOS: 100 g Azúcar Moreno

CALABAZA (no incluido), seleccionar las frescas, maduras y de mucha pulpa. Utilizar en proporción de entre 25 a 120 gramos por litro. Para la preparación cocinar durante 1 hora en horno a 170°C (entera o en rodajas), luego quitar semillas y cortar en pequeños cubos o en pure. Se puede también realizar una caramelización en horno o sartén durante unos 60 minutos usando el azúcar moreno hasta que la mezcla se encuentre bien cremosa. Dejar enfriar, guardar en heladera.  Se puede agregar la calabaza durante la maceración (idealmente realizar maceración escalonada) o en el hervido en este caso es recomendable usar una bolsa de malla y agregarlo los últimos 15-5 min del hervido.

ESPECIAS: Pimienta, nuez moscada, canela, clavo de olor o jengibre. Agregar poca cantidad, una cucharadita de té en 20 litros (suelen ser invasivas) en los últimos minutos del hervido o durante la maduración para un mayor efecto en los aromas.

 

ESPECIFICACIONES:

DO: 1030-1110   DF: 1006-1030   IBU: 5-70   SRM: 5-40    %Alc: 2.5-12

Seguinos en: